EL OBJETIVO DE ESTA PÁGINA

Nuestro objetivo es recoger la mayor parte de los sermones de San Bernardo de Claraval. Al mismo tiempo, añadir iconos y resúmenes que faciliten la lectura. Progresivamente LAS ENTRADAS SE IRÁN ADAPTANDO A LOS TIEMPOS LITÚRGICOS DE CADA AÑO Y PERFECCIONANDOSE EN CUANTO A SU ORTOGRAFÍA Y A SUS RESÚMENES, de tal manera que su ubicación sea significativa.



Nota(1): Desde Noviembre del 2012 (inclusive) los sermones se van colocando para el día en que fueron redactados. En ese mes llamará la atención que hay dos dedicados a San Malaquías que coinciden con el día de los fieles difuntos. La festividad de Cristo Rey no existía en aquellos tiempos. Fue instaurada en 1925.



Nota(2): Los Sermones sobre el Cantar de los Cantares se agrupan, progresivamente, en el día 1 de Septiembre del 2012

jueves, 24 de mayo de 2012

LAS TRES MORADAS

 Son tres: los campamentos, los atrios y la casa. En los campamentos están los justos que viven aún en la carne y trabajan, pues en los campamentos es donde se cobijan los obreros y los soldados. Los campamentos tienen techo, pero carecen de cimientos y son portátiles; los justos no se instalan en las realidades presentes, buscan la ciudad que tiene sus cimientos allí arriba. Su fe, que es el verdadero cimiento, no se clava en lo terreno sino en el Señor. Y su techo es la gracia, que les protege y defiende.
 Los atrios están junto a la casa y son muy amplios. Allí se encuentran las almas santas separadas de sus cuerpos: se hallan a sus anchas, libres del peso de la carne. Los atrios tienen cimientos, pero carecen de techo; las almas que están en el amor de Dios no caen, porque nuestros pies estaban firmes. Pero carecen de techo, pues esperan la plenitud, que sólo tendrá lugar con la resurrección de sus cuerpos.
 Y efectivamente, después de la resurrección estarán con los ángeles en la casa, que tiene cimientos y techo. El cimiento es la estabilidad de la felicidad eterna, y el techo es la saciedad y perfección de esa dicha.
RESUMEN
La base es siempre algo tan intangible (y sólido) como la fe. La vida es algo tan cambiante como un campamento y el techo es la gracia durante nuestra vida terrena. Más allá, ese techo es el máximo disfrute de la vida espiritual y contemplativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario