EL OBJETIVO DE ESTA PÁGINA

Nuestro objetivo es recoger la mayor parte de los sermones de San Bernardo de Claraval. Al mismo tiempo, añadir iconos y resúmenes que faciliten la lectura. Progresivamente LAS ENTRADAS SE IRÁN ADAPTANDO A LOS TIEMPOS LITÚRGICOS DE CADA AÑO Y PERFECCIONANDOSE EN CUANTO A SU ORTOGRAFÍA Y A SUS RESÚMENES, de tal manera que su ubicación sea significativa.



Nota(1): Desde Noviembre del 2012 (inclusive) los sermones se van colocando para el día en que fueron redactados. En ese mes llamará la atención que hay dos dedicados a San Malaquías que coinciden con el día de los fieles difuntos. La festividad de Cristo Rey no existía en aquellos tiempos. Fue instaurada en 1925.



Nota(2): Los Sermones sobre el Cantar de los Cantares se agrupan, progresivamente, en el día 1 de Septiembre del 2012

viernes, 6 de noviembre de 2015

ELÍAS HUYE DE JEZABEL

                                                   Jezabel
1. Elías temió a Jezabel y, levantándose, marchó adonde le llevara su voluntad. Llegó a Berseba de Judá, dejó allí a su criado y continuó por el desierto. Al final se sentó bajo una retama, se tumbó y se durmió. De pronto un ángel del Señor le tocó y le dijo: ¡Levántate, come! El miró y vio a su cabecera un pan cocido sobre piedras y un jarro de agua. Comió, bebió y con la fuerza de aquel alimento caminó cuaenta días y cuarenta noches hasta el Horeb, el monte de Dios.
                                                 Elías
 En la persona de Elías, cuyo nombre significa "el Señor", o "el Señor es fuerte, debemos ver cualquier justo perseguido por causa de la justiciaa. Recordemos aquel otro texto: dichosos los que son perseguidos a causa de la justicia. El que teme a Jezabel, es decir, a la malicia del mundo o tiranía del diablo, se levanta del ambiente pecaminoso y marcha a donde le lleva la voluntad que el Señor le sugieres. Y llega a Berseba de Judá, a la santa Iglesia, que lleva el nombre de Berseba o "séptimo pozo", porque en ella abunda la gracia del Espíritu con sus siete dones, y la reparte entre sus fieles; o también puede significar "pozo de a saciedad" por la profundidad de los misterios de Dios y el alimento de las santas Escrituras. Sobre esta profundidad nos dicen los salmos: Oscuro aguaceero y nubes espesas, y tus juicios son un océano inmenso. El Apóstol se estremece a considerar ese abismo, y totalmente agotado de temor no puede menos de exclamar: ¡Qué abismo de riqueza, de sabiduría y de conocimiento de Dios!
2. De esta saciedad puedes ler en otros salmos: Me conduces hacia fuentes tranquilas, y se nutren de la enjundia de tu casa. Es na embriaguez que, en lugar de causar molestias, despierta un insaciable apetito de numerosos deseos. En ese ocèano de la lectura divina anda el cordeo y nada el elefante. En la mesa de la doctrina católica cada uno encuentra manjares suficientes según la capacidad de su inteligencia. Aquí está el jardín de las delicias y el huerto de toda clase de frutos. 
 Así pues, quien viene a Berseba, que como hemos dicho simboli la Iglesia santa, corre a la confesión -eso significa Judá- y deja allí a su criado que es su espíritu infantil o la fragilidad de sus acciones anteriores; y se interna en el desierto, es decir en el desprecio de este mundo. Una vez allí, se sienta o descansa de la confusión del mundo y canta como el profeta: Este será mi reposo para siempre. Se echa en el suelo, o sea, se considera muy despreciable y renuncia a sus propios deseos, como dice el Evangelio: El que quiera venirse conmigo niéguese a sí mismo. Después se duerme a la sombra de una retama, pues en los atrios de la csa del Señor, los cinco sentidos de su cuerpo quedan plenamente liberados de su maldad, y dice como el Salmista: En paz me acuesto y en seguida me duermo.
 En ese momento le toca la visión angélica y le anima a practicar el bien y subir más alto. Mira a su cabeza, es decir, a Cristo, que es la cabeza de la Iglesia, y ve allí un pan asado a la braza; es el alimento de la dotrina divina, que externamente parece áspero, pero cuyo meollo contiene una fuerza y dulzura inefables; y junto al pan un jarro de agua, la fuente de las lágrimas o compunción de corazón. Come y bebe, esto es, cumple lo que oye; y camina con esas energías hasta el monte de Dios, hasta la cumbre de la felicidad.
RESUMEN
Veamos la simbología aquí expresada:
-Elías: cualquier justo perseguido por causa de la justicia.
-Jezabel: la malicia del mundo o tiranía del diablo.
-Berseba de Judá: la santa Iglesia. Allí se obtiene la saciedad por los alimentos de las santas Escrituras.
-Judá: la confesión.
-Criado: el espíritu infantil o la fragilidad de sus acciones anteriores. 
-Desierto: el desprecio de este mundo. 
-Echarse en el suelo: considerarse muy despreciable y renunciar a sus propios deseos. 
-Dormirse a la sombra de una retama: los cinco sentidos quedan plenamente liberados de su maldad. 
-Pan asado a la brasa: alimento de la doctrina divina.
-Jarro de agua: la fuente de las lágrimas o compunción del corazón.
-Comer y beber: cumplir lo que oye.
-Monte de Dios: la cumbre de la felicidad.